martes, 5 de enero de 2010

Julita- Paulina Movsichoff





En la foto, Julia Elena Zavala Rodríguez




A la memoria de mi prima Julia Elena Zavala Rodriguez, desaparecida en noviembre de 1978. Continúa viva en mi memoria





1


Tomaste entre tus manos el silencio
y lo plegaste
para guardarlo en los estantes del corazón
Te azoraba aquella manera tan nueva
de empollar lo invisible
hasta romper la cáscara del tiempo
Ese virar hacia lo oscuro
Como si ya nada del verano
pudiera retenerte



2


Hacías bijouterie
para dejar tu nombre
en la confidencia de los engarces
Pero siempre se te soltaba
y luego corrías por la noche tratando de atraparlo
en los aleteos de la esperanza



3


Te dieron de comer la muerte
Secaron tus lágrimas
voltio a voltio
Mientras tanto
hacías las paces con tu nacimiento


4


A tu hija le dejaste
una ramita de lavanda
y tu costumbre de llevarte la mano a la frente
para arreglarte el pelo
Una lectura inacabada
La suavidad de su blusa
que tus manos acababan de planchar

5

No era fácil
Sin embargo
mientras te hundías
te llegaba el olor de aquel jazmín

6

En el invierno
tu risa arde como una brasa
que no terminan de apagar









Confesiones del relámpago

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada